Salir al mundo digital: el nuevo papel de la prensa provinciana

martes, 8 de setiembre de 2009

Hay muchos periodistas, sobre todo en provincia, como Chimbote, que creen que el blog, twitter y facebook son plataformas de ocio, sinónimo de pérdida de tiempo. Hay editores, por ejemplo, que aún siguen creyendo que ellos son los mandamases en las informaciones a sus audiencias. Nada más falso.
Los periódicos electrónicos nacieron en Estados Unidos a principios de los años 90 como consecuencia del descenso en la venta de prensa escrita y por tanto, el declive de los ingresos publicitarios, según asegura
César Dergarabedian en su publicación “Impactos de Internet en el Periodismo”.
Fue
The Chicago Tribune quien lanzó el primer diario digital en 1992, poniendo en línea la totalidad de su publicación impresa y estableciendo el acceso mediante pago. Otro pionero fue el San Jose Mercury News en 1993, que incluyó herramientas interactivas como el correo electrónico para comunicarse con los periodistas, anuncios clasificados y otros servicios.
En 1995 se contabilizaban 70 sitios periodísticos online en Estados Unidos. Diarios como
The New York Times, The Washington Post, Los Angeles Times, Newsday, USA Today y The Examiner se ofrecían en línea.
Las empresas editoras de periódicos no fueron las únicas que se sumaron a la información digital, compañías de televisión como la
CNN o la cadena ABC ya habían comenzado a ofrecer información actualizada diariamente, a través de Internet o de hosts comerciales.
Desde que se acrecentó el auge de la Internet en el mundo en 1998, la prensa en América Latina no ha sabido convivir con ella hasta hace unos cinco años atrás, Al principio se sintió afectada de un gran temor por ser desplazados. Craso error, que felizmente los grandes medios han sabido desterrar en las capitales y hoy por hoy se han sumado al cambio; sin embargo, en las provincias aún se resisten a la tecnología digital, sin saber que el futuro está allí.


NUEVOS AIRES
En la aldea global, actualmente el editor ha perdido protagonismo. Ahora la audiencia también hace periodismo, tiene voz y voto en el mundo virtual. Ellos deciden qué dan o qué quieren en información. Gran cantidad de editores en provincia no están preparados para la transición hacia la convergencia. Todavía están discutiendo si la sala de redacción tiene que incluir a los periodistas digitales o no. Todavía hay editores y periodistas que están menospreciando lo digital.
Las redes sociales o plataformas de comunicación están hechas para comunicar algo relevante (caso de reporteros) o simplemente recepcionar información global en tiempo real (caso de editores). En este caso, los medios tradicionales de provincia deberían pasar su formato al Internet, compartirlo al mundo y darles la cabida necesaria a una audiencia diferente, que está ávida de opinar y decidir lo que quiere recepcionar. Libre albedrío.
Para Jean François Fogel, maestro de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, “el único cambio que hay en la prensa es el comportamiento de la audiencia, ya no hay más público que deja que elijan o que opinen por ellos, son ellos los protagonista, no los editores… Yo creo que los editores tendrán que reinventar su oficio. Un editor tiene que ser digital”.
Entonces, para los que todavía se resisten salir del papel y le tienen pavor al cambio, comparto algunos links sobre el tema:



http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Cebrian/habra/periodicos/habra/periodistas/elpepusoc/20090427elpepusoc_4/Tes

http://esthervargasc.lamula.pe/2009/04/09/%c2%bfcomo-que-twitter-no-sirve/

http://www.fnpi.org/biblioteca/publicaciones/el-futuro-del-periodismo-y-el-desarrollo-profesional-de-los-periodistas/

http://www.fnpi.org/biblioteca/publicaciones/papel-del-editor/

http://esthervargasc.lamula.pe/2009/09/01/se-busca-volteadores-de-notas/





0 comentarios:

Se produjo un error en este gadget.